Desafíos de la mediación

NB21 identificó hace ya más de una década un sinfín de factores y amenazas que se cernían sobre las pequeñas y medianas Corredurías de Seguros, que generaban, ya por aquel entonces, una enorme incertidumbre sobre la viabilidad futura de muchos corredores de seguros, y que sin duda mermaban la capacidad competitiva de todos ellos. Casi todos estos factores, siguen aún más patentes en la actualidad, y además han aparecido otros nuevos que hacen que “sobrevivir” en esta apasionante profesión de Corredor de Seguros sea cada vez más difícil y costoso.

Algunos de estos factores son:

Factores Económicos:

  • Reducción de ingresos:
  • Presión de las compañías para reducir las comisiones.
  • Desplome de la prima media del negocio en estos últimos años.
  • Incremento de gastos:
    • De tipo Legal: defensor del cliente, blanqueo de capitales, SEPA, póliza de RC, LOPD…
    • Traslado de tareas administrativas desde las compañías al mediador: más carga de trabajo de tipo administrativo.
    • Necesidad de fuertes inversiones en RRHH y en Tecnología para seguir siendo competitivos.

Dificultades para Asegurar Riesgos:

  • Normas de contratación cada vez más restrictivas, y estandarización de procesos y productos.
  • Implantación del concepto de cliente integral desde el punto de vista de compañía para la aceptación de determinados riesgos, con lo que ello conlleva.

Factores con las Compañías:

  • Exigencia de un mínimo de producción anual para el mantenimiento del código.
  • Exigencia de una composición de cartera adecuada.
  • Segmentación de mediadores, con condiciones de trabajo distintas.

Liberalización del Sector:

El asegurador es un sector con escasas barreras de entrada, al cual, y sobre todo en épocas de crisis, recibe la llegada masiva de profesionales procedentes de otros sectores. Debido a ello, cada vez hay más agentes exclusivos y vinculados, más corredores, y más empresas de otros sectores que también distribuyen de alguna forma productos aseguradores. Y luego está la banca, cuya actividad se centra más últimamente en ofertar soluciones aseguradoras que en su actividad tradicional: captar y prestar dinero.

Y por si todo lo anterior fuera poco, luego está internet: nuevas formas de distribución, Compañías que operan ya en directo, comparadores, buscadores, …..

Resumiendo: cada vez somos más competidores para abordar el mismo mercado. El volumen y la cantidad y calidad de recursos es una cuestión esencial de supervivencia en este sector.